Skip to content

De pactos parlamentarios

2016/01/13

Se ha vertido mucha tinta sobre los pactos en la constitución de la mesa del primer parlamento cuasi-post-bipartidista desde la Transición. Por primera vez se constituyen las Cortes españolas sin que esté nada claro el color del futuro gobierno, ni siquiera si habrá futuro gobierno sin tener que repetir las elecciones. Por tanto los posibles pactos para constituir la mesa del Congreso no están necesariamente ligados a un pacto de gobierno.

Las reglas del juego son las siguientes: se elige por separado al presidente, a los cuatro vicepresidentes, y a los cuatro secretarios. En el caso del presidente si no hay mayoría absoluta en primera votación se hace una segunda votación entre los dos candidatos que más votos reciban. En el caso de los vicepresidentes y los secretarios se asignan los puestos en orden de número de votos recibidos y se vota de nuevo sólo para deshacer empates.

Como el presidente del Congreso se elige en una votación convencional las mayorías posibles son más o menos las ya conocidas por las cábalas sobre la formación del gobierno. Es en la elección de vicepresidentes y secretarios donde las cosas se ponen más interesantes, debido a la exigua mayoría relativa del PP y a cierta coincidencia numérica relativa a Podemos.

Primero, un poco de combinatoria: con 350 escaños y 4 puestos, bastan 71 escaños (354/5, redondeado hacia arriba) para garantizarse un vicepresidente (o un secretario). Según esto, el PP con 123 y el PSOE con 90 escaños tienen garantizado un vicepresidente y un secretario cada uno. Pero el PP necesitaría 141 escaños para garantizarse dos de cada.

Recordemos los diputados con que cuenta cada formación: PP 123, PSOE 90, Podemos 69, Ciudadanos 40, ERC 9, DiL 8, EAJ 6, UP 2, Bildu 2, CC 1.

La coincidencia numérica de que Podemos éste a dos diputados de 71 implica que tiene prácticamente garantizado un vicepresidente y un secretario y que no necesita pedir ni puede ofrecer diputados para pactos a esos niveles. Por tanto, no tiene sentido acusar a Podemos de quedarse fuera de los pactos, ni que Podemos afee a los otros tres grandes partidos que pacten.

Con estos números, en ausencia de pactos y en primera votación para vicepresidentes o secretarios, el resultado sería:

PP 2: dividiendo sus votos entre 77+46 y 62+61.

PSOE 1: 90

Podemos 1: 69

Ciudadanos 0: 40

Resto: 28

Ahora bien, puesto que el PSOE sólo aspira a un puesto, puede poner todos sus huevos en la misma cesta, por así decirlo, y dar 90 votos a sus candidatos. Si el PP quiere garantizarse las primeras vicepresidencia y secretaría tiene que darles 91 votos. Pero 123 = 91 + 32 en cuyo caso ciudadanos con 40 de lleva el gato al agua. Así que tenemos

VP 1° PSOE 90 + PP ×2 + Podemos

O bien

VP 1° PP + PSOE + Podemos + Ciudadanos

Qué debería preferir el PP? Tener el vicepresidente primero, por orgullo, o dos vicepresidentes para el control de la mesa?

En todo caso, parece que para rentabilizar sus 40 diputados Ciudadanos debe pactar con el PP o el PSOE y apoyarles en la elección del presidente de la cámara a cambio de un vicepresidente y un secretario. En el caso de un pacto PSOE – Ciudadanos no está garantizado del todo el segundo asiento. La estrategia óptima para los diferentes partidos en las votaciones sería:

PP (1): 123

PSOE + C’s (2): 66 + 64 ó 67 + 63

Podemos (1): 69

Resto (0): (28)

El PP y Ciudadanos juntos sí que se pueden asegurar dos sillas en cada votación. La estrategia óptima sería:

PP + C’s (2): entre 100 + 63 y 82 + 81

PSOE (1): = 90

Podemos (1): 69

Resto: 28

Finalmente, se lee que el acuerdo finalmente alcanzado es que Ciudadanos apoye al PSOE para la presidencia a cambio de dos secretarías. Así el PSOE termina con dos votos en la mesa, y no tres, porque presumiblemente Ciudadanos quiere impedir que PSOE y Podemos tengan la mayoría de la mesa. Sólo Ciudadanos tiene la posibilidad de garantizarle al PP dos vicepresidencias incluída la vicepresidencia primera, pero no está claro a cambio de qué. Ciudadanos, votándose a sí mismo, le dejaría al PP las vicepresidencias primera y cuarta.

Por lo que se ve en las combinaciones anteriores, no es el caso que Podemos vaya a tener necesariamente la vicepresidencia y secretaría cuartas. Si PP y Ciudadanos votasen en concierto podrían dividir sus votos relegando a Podemos al cuarto lugar y ganando la vicepresidencia primera.

Por cierto, que en la primera votación de la presidencia Podemos recibió 71 votos, indicando que cuentan con el apoyo, presumiblemente, de Unidad Popular. Y 71, recordemos, garantizan un vicepresidente y un secretario hagan lo que hagan los 279 restantes.

 

 

 

 

Advertisements
Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: